La comunidad científica internacional recomienda una primera visita al odontólogo alrededor de los 5 años de edad. Esta consulta sirve para evaluar la salud general de la boca, la posible presencia de caries y maloclusiones. En la edad pediátrica, los problemas de masticación incorrecta, mordida inversa o asimetría facial se pueden corregir de manera conservadora.

Nuestro equipo médico especializado cuenta con las habilidades profesionales específicas para ocuparse de la formación en higiene y cuidado bucal de los niños con las terapias más adecuadas.

Es importante construir una relación positiva con los pacientes más jóvenes para evitar traumas o miedos que afectan la frecuencia de las visitas de seguimiento a lo largo del tiempo. Por este motivo, contamos con dentistas dedicados, formados y experimentados en el cuidado de los más pequeños que podrán dar todas las indicaciones para una prevención eficaz, así como realizar tratamientos específicos (sellos, profilaxis con flúor, etc.), directamente en nuestro centro, en un ambiente sereno y acogedor.

La importancia de cuidar los dientes de leche

Los dientes caducos, comúnmente llamados dientes de leche, están destinados a caerse y ser reemplazados por dientes permanentes. Sin embargo, su cuidado no debe ser descuidado por esta razón. Es muy importante prevenir y tratar la caries en pacientes jóvenes por dos razones:

  1. La estructura de los dientes de leche es más frágil, por lo que estos dientes son más fácilmente atacados por la caries causando infecciones y dolor.
  2. La pérdida temprana de un diente de leche puede causar problemas de alineación y oclusión.

Fluoroprofilaxis

La fluoroprofilaxis es la aplicación periódica de flúor indicado para fortalecer los dientes de los niños. Este tratamiento también es aplicado a los adultos con fuerte sensibilidad o a las mujeres embarazadas.

Cómo cepillar los dientes de los niños: consejos para los padres

El cuidado dental de los niños, así como los demás cuidados, es responsabilidad de los padres. En caso de tener un niño puede seguir las siguientes instrucciones para enseñarle a cuidar sus dientes.

Cepillo

Los cepillos de dientes para niños se recomiendan porque son más suaves (manuales o eléctricos). Los cepillos eléctricos para niños son muy buenos porque, gracias a las mayores oscilaciones, eliminan mucha más placa que los cepillos convencionales. A diferencia de los cepillos de dientes convencionales, los cepillos eléctricos sólo deben colocarse en la parte superior, sin presionar, y arrastrarse hasta los dientes, permitiendo que el cepillo haga el trabajo en todas las áreas de la boca.

Cepillarse los dientes después de cada comida

Recuerde cepillarse los dientes después de comer: en el desayuno, almuerzo, merienda, cena… Cepíllese los dientes al menos 3 veces al día.

¡Haga los movimientos correctos!

Cepille sus dientes con movimientos circulares, desde la encía hasta el diente, presionando suavemente sobre el diente. Recuerde cepillarse la lengua, así como el interior y el exterior de los dientes.

Pasta de dientes, sí. ¡Pero no demasiado!

Use la cantidad correcta de pasta de dientes. No te lo tragues, pero escúpelo. Las pastas dentales enriquecidas con flúor son buenas porque el flúor fortalece el esmalte. Las pastas dentales para adultos también son buenas, incluso si a los niños no les gustan porque son fuertes.

Tabletas adicionales de flúor

Se pueden tomar sin exageración y bajo el consejo del pediatra, dependiendo del niño en cuestión. Si se toman en exceso pueden crear fluorosis en los dientes, es decir, pigmentación en los dientes, y debilitar el esmalte haciéndolo fácilmente atacable.

Higiene dental con aparatos ortodónticos

La presencia de un aparato ortodóntico fijo dificulta la limpieza de los dientes, favorece la acumulación de placa alrededor de los ataques y crea nichos que favorecen la colonización de bacterias.

Los pacientes con aparatos de ortodoncia deben llevar a cabo la higiene bucal en casa de forma continua y rigurosa.

Los higienistas dentales de nuestra clínica formulan programas personalizados para el mantenimiento de la higiene bucal del paciente con aparatos de ortodoncia. Así proporcionan instrucciones precisas para una escrupulosa higiene dental domiciliaria.